¿En qué consiste la Drenaje linfático manual?

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.  El sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico, por lo que el drenaje linfático manual mejora de manera general el estado de salud y ejerce un papel muy beneficioso en el sistema nervioso, además de tratar específicamente distintas afecciones. Así el drenaje linfático manual es otra forma de reforzar el sistema inmunológico.

¿Para quién está indicada?

Para todo quien quiera darse el placer de disfrutar un relajante y beneficioso masaje. Aprovechando además, la capacidad de depurar el organismo y aliviar la retención de líquidos, se recomienda el drenaje linfático manual para la celulitis y adelgazar, para arrugas y flacidez o para el acné, entre otros.

¿Cuántas sesiones son recomendadas?

Depende del objetivo y la evaluación del paciente. Puede ser desde 1 a las que estime conveniente con una frecuencia entre ellas de 2 a 3 veces por semana.

¿Contraindicaciones?

Aunque el drenaje linfático manual es una técnica muy suave que beneficia el estado de salud en general, está contraindicada en los siguientes casos:

  • Infecciones agudas
  • Inflamaciones agudas
  • Edemas por insuficiencia cardíaca
  • Flebitis o tromboflebitis
  • Hipertiroidismo
  • Cáncer en curso
  • Asma
  • Hipertensión